Los Juzgados de Primera Instancia nº 1 y 5 de Santander han condenado a la entidad bancaria a abonar al consumidor los gastos de formalización de hipoteca, aunque con criterios dispares.  El nº 1, ordena al banco la devolución de los gastos de Notaría, gestoría y Registro  y excluye  los derivados del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, cuyo pago, es responsabilidad del prestatario.

Sin embargo, el nº 5, considera que la entidad bancaria, solo debe devolver al prestatario, la cantidad abonada al Registro de la Propiedad por inscribir la hipoteca.

Fuente: El Diario Montañes,.

Publicado: 16 de Mayo de 2017